domingo, 22 de noviembre de 2015

20-N en la Plaza de Oriente: El esplendor del patriotismo

Un año más, el 20-N ha sido una manifestación extraordinaria de patriotismo por toda la geografía nacional, que ha culminado con todo esplendor en la Plaza de Oriente madrileña, donde banderas e himnos, jóvenes y mayores, españoles y extranjeros, oradores y vítores han provocado la emoción y el fervor de unos españoles fieles a los principios por los que lucharon y murieron José Antonio y Francisco Franco.


Desde un lado al otro del Teatro de la Ópera y en ambos laterales el público llenó el recinto y numerosas banderas ondearon, desafiando al frío mañanero.

Vista desde un lado y del contrario, la asistencia fue importante y llena de colorido. La gente prestó mucha atención a los oradores y coreó con entusiasmo los himnos.
El acto dio comienzo con el Toque de Oración militar solemne, que hacía muchos años que no se oía en la plaza, como era propio de los primeros tiempos.
Presentó el acto Maribel, con palabras ajustadas y precisas, poniendo el contrapunto femenino en el elenco de oradores.
Habló luego Stanislav Vorobyov, del Movimiento Imperial Ruso, que se solidarizó con nuestra lucha cristiana y patriótica, mostrando su admiración por la Reconquista y por la Victoria sobre el bolchevismo.

Intervino a continuación Roberto Fiore, líder de Fuorza Nuova, caracterizado líder del patriotismo italiano. En un perfecto español, instó a luchar contra un sistema que promueve inmoralidades como el aborto y el matrimonio homosexual. Por toda Europa se levanta una ola patriótica con el lema Dios, Patria, Familia.
Siguió Yvan Benedetti,  líder del Movimiento Nacionalista Francés, traducido por Pablo, que lanzó un duro alegato contra los poderes del judaísmo político que quiere dominar el mundo.

Por parte de La Falange pronunció su discurso el abogado Félix Salmerón, que reconoció las grandes conquistas sociales del Régimen de Franco, que habrían sido más duraderas y completas si los falangistas hubieran podido completar sus aspiraciones. Propuso un plan de 10 puntos para recuperar y salvar a España y denunció la persecución a la que son sometidos los patriotas, pues la fiscalía pide nada menos que 14 años de cárcel para algunos de los participantes de la entrada en la librería Blanquerna gritando "No nos engañan, Cataluña es España".
En nombre de Fuerza Nueva se dirigió a los presentes Juan León, presidente de "Fuerza Nueva Andalucía", que recordó las grandes figuras de José Antonio y de Franco, así como también la de blas Piñar, que nos acompañó y dirigió tantos años. Terminó con una poesía compuesta por el mismo Blas Piñar.
Por su parte, Manuel Canduela, Presidente de Democracia Nacional, hizo una encendida defensa de la unidad de España, de la necesidad de defenderla frente a enemigos exteriores e interiores, así como dar prioridad a los españoles en los puestos de trabajo y en las ayudas sociales.
Recordó también con agradecimiento la España que había durante el Régimen del Caudillo de España.
Cerró el turno de oradores José Luis Corral, Jefe Nacional del Movimiento Católico Español.
Explicó el significado del acto desde el marco arquitectónico y su profundo significado histórico, espiritual y político, así como la Festividad del 20-N, santo y seña del patriotismo, que coincide felizmente con la Festividad de Cristo Rey.
Relacionó las figuras de José Antonio y Franco y dio 5 solemnes aldabonazos:
Al Papa Francisco por sus injurias a España, la Conquista y la Emancipación americana durante su reciente viaje a Hispanoamérica.
A los musulmanes invasores.
A los separatistas.
A la nueva extrema izquierda podemita.
Y a todos los partidos.
Terminó asegurando su confianza en la Victoria por la Omnipotencia del Dios de los Ejércitos al que servimos y llamó a la lucha y al compromiso.

Para finalizar, se interpretaron los Himnos Patrióticos, Oriamendi, Cara al sol e Himno Nacional, que sonaron especialmente bien y vibrantes, entusiasmando a todos en una apoteosis final digna del magno acontecimiento.



Por su parte, Acción Juvenil Española estuvo presente de forma destacada en la plaza, con su puesto de información y propaganda, recibiendo la visita de prácticamente todos los asistentes y la atención de los medios de comunicación presentes.